Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mudéjar’

¿Habéis oído hablar de la Parroquieta de la Seo? Seguro que sí, porque todo el mundo se ha quedado alguna vez con la boca abierta delante de esa espectacular fachada mudéjar que hay junto a los ábsides de la Seo, pero ¿qué hay detrás de ese muro tan increíble? Pues uno de los lugares más sorprendentes (y también de los menos conocidos) de Zaragoza.

parroquieta ventana

Resulta que allá por el siglo XIV el arzobispo Lope Fernández de Luna decidió hacer una capilla para enterrarse, y no reparó en gastos para hacer una obra bastante exótica, pues en ella trabajaron un par de sevillanos que “fusionaron” las modas de su tierra con las de aquí, creando algo absolutamente original y único. No solo eso, también se trajo al mejor escultor que pudo encontrar para que hiciera su tumba, absolutamente magnífica y desde luego la mejor que se conserva en Zaragoza. No quedó ahí la cosa. El arzobispo estaba decidido a que su capilla fuera sencillamente fabulosa, y también pagó una bellísima techumbre mudéjar, muy diferente de lo que por entonces se hacía en Aragón, pues en ella seguramente también intervinieron nuestros amigos sevillanos.

Parroquieta 3

No quedó ahí la cosa. El arzobispo estaba decidido a que su capilla fuera sencillamente fabulosa, y también pagó una bellísima techumbre mudéjar, muy diferente de lo que por entonces se hacía en Aragón. ¿Queréis verla?

Parroquieta 1

Y aún ahí más, y esto sí que es una sorpresa: también construyó, debajo de la capilla, una cripta gótica que casi nadie ha visto, porque hasta hace no mucho se utilizó como carbonera para la calefacción de la Seo y estaba completamente llena. Ahora se ha vaciado y limpiado y por fin vais a poder visitarla con nosotros. Eso sí, no solo vamos a hablar de la muerte, sino también de la vida de Lope Fernández de Luna, y por eso empezaremos la visita por las salas que construyó en el palacio Arzobispal, con sus estupendas techumbres mudéjares.

techumbre palacio

¿Os apetece descubrir a este personaje a través de las obras que dejó en la ciudad? Pues no os podéis perder las visitas que hemos preparado, en las que podréis conocer algunas de las joyas más espectaculares (y más desconocidas) de nuestro patrimonio.

Cuándo – Sábados hasta el 12 de abril a las 18’30

Dónde – Taquilla del Museo Diocesano

Precio – 10 € por persona (estudiantes menores de 26 años y jubilados, 8 €; parados, 5 €)

Reservas – Llamando al 976207363 o entrando aquí

Read Full Post »

La Seo, una de las dos catedrales de Zaragoza, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, espectacular, maravillosa… es un lugar inagotable, lleno de historias y secretos. El edificio medieval más importante de Zaragoza y Aragón es una catedral absolutamente extraordinaria, que además de ser una joya artística está llena de historias que nos hablan de casi 1.000 años de convivencia (unas veces pacífica y otras no, que de todo hubo) entre judíos, moros y cristianos; de asesinatos en mitad de la noche; de milagros increíbles y reliquias extraordinarias… en fin, un lugar excepcional. ¿Queréis descubrir con nosotros algunos de sus secretos más increíbles?

Seo

Cuándo – Sábados de julio y agosto a las 10’30 de la mañana
Dónde – Puerta principal de la Seo
Precio – 10 € por persona (jubilados, 8 €; parados, 5 €)
Reservas – Llamando al 976207363 o entrando aquí

Read Full Post »

Uno de nuestros clásicos es una visita teatralizada que nos ha dado muchísimas alegrías y que se titula “Bajo la luna mudéjar”. ¿De qué va? Pues abrochaos los cinturones, porque vamos a viajar hasta la ciudad de principios del siglo XVI, pero… ¡¡¡de noche!!! Misterios, asesinatos, milagros, persecuciones, enigmas, leyendas… De noche la ciudad se convierte en un laberinto oscuro y peligros0 en el que cualquier cosa puede ocurrir. ¿Os atrevéis a recorrerla a la luz de un farol?

Son las 22’00. Ya es de noche en Zaragoza, y al pie de la torre de la Seo nos espera un guía muy especial. En la mano lleva un farol para despejar las tinieblas de la noche, y junto a él hay un baúl del que irán saliendo todo tipo de sorpresas a lo largo de nuestro recorrido. ¿Habéis oído alguna vez la llamada a la oración desde el minarete de una mezquita? ¿Habéis tenido en las manos un Corán, o un antiguo libro de los Salmos? Hoy viviréis todas esas y muchas otras experiencias.

Estamos hacia 1550, año arriba o año abajo. Son “tiempos recios“, como hubiera dicho Isabel la Católica. Después de la conquista de Granada, en 1492, se acabó aquella convivencia (más o menos pacífica) entre judíos, moros y cristianos de la Edad Media. Primero vino la expulsión de los judíos, luego la de los musulmanes… “Os marcháis u os bautizáis“, aunque muchos de los que se quedaron y se hicieron cristianos siguieron practicando su religión en secreto. ¿Qué fue de ellos? Hoy vamos a conocer algunas de sus historias. ¿Sabíais que el ciego Salvador sigue recorriendo la vieja Çaragoça con sus retablo de las maravillas, contando historias increíbles? ¿O que por las callejas oscuras de detrás del Arco del Deán ronda un morisco perseguido por la Inquisición? Si venís conoceréis sus vidas, que a veces hacen reír, a veces llorar y siempre emocionarse, porque son personas como nosotros, con nuestros sentimientos, nuestros problemas…

Nos moveremos alrededor de la Seo, por el barrio de la Magdalena y por la antigua judería, por calles de nombres tan evocadores como la de la Pabostría, la del órgano o la de las cortesías. Por ellas nos iremos encontrando con sus antiguos habitantes y es probable que junto a la torre mudéjar de la Magdalena, espectacular bajo la luna, nos encontremos con una judía que sigue celebrando el sabbath a escondidas.

¿Queréis vivir Zaragoza de una forma completamente distinta? Pues no os podéis perder esta propuesta tan especial. Si sois un grupo, podéis poneros en contacto con nosotros llamándonos al 976207363 o escribiéndonos a educacion@gozarte.net, y si vais por libre podéis enteraros de cuando la volvemos a programar siguiéndonos en http://www.facebook.com/gozARTE, o enviándonos vuestro e-mail a educacion@gozarte.net si queréis recibir nuestro boletín.

Read Full Post »

Zaragoza es una ciudad llena de sorpresas. Os proponemos veniros un fin de semana y viajar hasta la Edad Media para descubrir algunas de ellas, y concretamente el fantástico legado que nos dejaron los musulmanes. Si sois de los que asocian Al Andalus con Andalucía seguro que no os imagináis que Zaragoza fue una de las ciudades más importantes de la España musulmana, pero… ¿sabíais que aquí se conserva uno de los palacios árabes más impresionantes de nuestro país? ¿Y que después de la conquista cristiana reyes, arzobispos y nobles encargaron durante siglos a los musulmanes sus palacios, iglesias, catedrales…? Aquella ciudad de los siglos XIII, XIV y XV era la capital de uno de los estados más importantes de Europa, la Corona de Aragón. Sus reyes se coronaban en la Seo (la catedral) y celebraban los festejos correspondientes en su fabuloso palacio de la Aljafería, ante nobles y embajadores llegados de media Europa a los que deslumbraban con las fascinantes construcciones hechas por los maestros de obras moros, a los que hoy llamamos mudéjares. Imaginaos el itinerario de la coronación: la Seo, la plaza del Mercado (la mejor de la ciudad), el barrio de San Pablo (con su maravillosa iglesia mudéjar) y finalmente la Aljafería, donde los invitados, que nunca habrían visto nada igual en sus países de origen, se quedarían con la boca abierta ante los magníficos techos de madera, las yeserías… El resultado es que hoy la provincia de Zaragoza y parte de la de Teruel son un territorio lleno de espectaculares edificios mudéjares, con una abundancia y una riqueza difícil de encontrar en otro sitio. ¿No os lo creéis? Pues animaros a pasar un fin de semana con nosotros y os lo vamos a demostrar en un fin de semana en el que conoceréis nada menos que cinco edificios declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

El patio de Santa Isabel, en la Aljafería

SÁBADO – Un día en la Zaragoza de las tres culturas

Hoy vamos a viajar en el tiempo a la Zaragoza de la Edad Media y comenzaremos yéndonos al siglo XI, el tiempo en el que Saraqusta era la sede de una corte fastuosa que construyó un maravilloso palacio para el placer y el recreo: artistas, poetas, científicos… pululaban por la Aljafería en aquellos años. Sin embargo, poco duraría aquello, pues en 1118 Alfonso I el Batallador conquistó la ciudad a los musulmanes. A lo largo de los siglos la Aljafería sería palacio de los reyes cristianos de Aragón y de los Reyes Católicos, sede de la Inquisición, cuartel y finalmente parlamento autonómico. Cada uno de esos momentos ha dejado su huella en un palacio cargado de Historia y de leyenda.

Salón del trono construido por los Reyes Católicos

Muy cerca de la Aljafería está el barrio mejor conservado de la Zaragoza medieval: San Pablo, conocido también como el Gancho. Pasearemos por sus calles, conoceremos alguna de las sorpresas que encierra (bodegas, restos de antiguos conventos…) y sobre todo su espectacular iglesia, a cuya magnífica torre mudéjar podremos subir para tener una estupenda vista de la ciudad.

Torre de San Pablo

Después de esto daremos un paseo por el Casco Histórico hasta que se haga la hora de comer. Si os apetece podemos organizar para vosotros una comida o una cena “mudéjar” en la que conoceremos los sabores que nos han dejado nuestros antepasados. ¿Queréis conocer el menú? Pues pinchad aquí y encontraréis toda la información.

Muro exterior de la Seo

Después de comer nos iremos a la Seo, una de las dos catedrales de Zaragoza (la otra es el Pilar). Además de ser un edificio cargado de historia es absolutamente espectacular. ¿Queréis verla por dentro? Pues aquí os dejo una imagen:

Un detalle del interior de la Seo

Uno de los retablos más hermosos de la Europa gótica, una colección de tapices excepcional (entre las cuatro o cinco mejores del mundo), cientos de historias en cada uno de sus relieves… la Seo es la gran joya del patrimonio zaragozano, que hoy podemos ver en un estado espléndido después de una larguísima restauración. Visitaremos detenidamente la catedral y su fabuloso Museo de Tapices, una experiencia absolutamente inolvidable.

Una de las salas del Museo de Tapices

Ya por la noche, después de cenar… os proponemos descubrir lo que pasó con aquellos musulmanes y judíos después de que a finales del siglo XV y principios del XVI se firmaran los decretos de expulsión. ¿Cómo? Pues participando en una visita teatralizada muy especial a la que llamamos “Bajo la luna mudéjar”, un recorrido que nos llevará desde el entorno de la Seo hasta la antigua judería de la ciudad y en el que nos encontraremos con personajes que se han perdido en el tiempo: el ciego Salvador, con su retablo de las maravillas; el morisco Felipe de Gali, huyendo de la Inquisición; una judía conversa llamada Sara, que nos contará viejas historias… ¿Os apetece acabar el día de esta forma tan especial?

El ciego Salvador y una novieta suya en plena discusión

Domingo – Nos vamos de excursión

Para el domingo os proponemos irnos de excursión a descubrir tres maravillosos tesoros casi desconocidos. Los tres están al lado de Calatayud, de camino a Madrid, y son las tres iglesias mudéjares más increíbles y fascinantes que os podáis imaginar: la Virgen del Castillo de Aniñón, San Félix de Torralba de Ribota y Santa Tecla de Cervera de la Cañada. Si queréis conocer más detalles y ver imágenes, entrad aquí. Yo os dejo una fotografía del interior de San Félix de Torralba de Ribota para que os hagáis una idea de lo que estamos hablando.

Un interior del siglo XIV perfectamente conservado

Visitaremos estas tres iglesias, situadas en medio de un paisaje que casi no ha cambiado, por la mañana y a primera hora de la tarde. Para comer os proponemos irnos a Calatayud (¿os apetece un estupendo ternasco asado de Aragón, por ejemplo?), tomar café en el Mesón de la Dolores y después darnos un paseo en el que descubriremos alguna otra joya. Con todo esto habremos pasado un par de días descubriendo parte del mejor mudéjar de Aragón que seguro que os ha dejado como a nosotros: con la boca abierta.

Read Full Post »

¿Os apetece viajar en el tiempo para irnos a uno de los momentos más especiales y brillantes que haya vivido Zaragoza? Pues nos vamos a finales del siglo XIV para conocer las historias y los sabores de la Zaragoza mudéjar.

Aquella ciudad era la capital de uno de los estados más importantes de Europa, la Corona de Aragón. Sus reyes se coronaban en la Seo y celebraban los festejos correspondientes en su fabuloso palacio de la Aljafería, ante nobles y embajadores llegados de media Europa a los que deslumbraban con las fascinantes construcciones hechas por los maestros de obras moros, a los que hoy llamamos mudéjares.

Imaginaos el itinerario de la coronación: la Seo, la plaza del Mercado (la mejor de la ciudad), el barrio de San Pablo (con su maravillosa iglesia mudéjar) y finalmente la Aljafería, donde los invitados se quedarían con la boca abierta ante los magníficos techos de madera, las yeserías… En sus países nunca habrían visto nada igual, porque lo que aquí pasaba, la mezcla, lo mudéjar… es un caso único de España. Aquellos mudéjares no sólo trabajaban para los reyes. Los arzobispos de Zaragoza, los nobles, las parroquias… todo el mundo estaba encantado con sus obras deslumbrantes. Zaragoza aún conserva muchas de ellas, algunas muy conocidas y otras casi ocultas aunque están ahí, ante los ojos de todos. Tres están declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad (la parte mudéjar de la Aljafería y de la Seo y la iglesia de San Pablo), pero hay muchas otras por todas partes.

En Zaragocica / lo que ha pasadico / la Torrenuevica / que se ha caidico

¿Queréis viajar con nosotros a aquella Zaragoza? La ciudad en la que se sitúan leyendas como la del Trovador (que dio lugar a la ópera de Verdi) es también el lugar en el que, con más o menos problemas, conviven judíos, moros y cristianos. Cada uno en su barrio, cada uno con sus costumbres, sus palabras, sus fiestas… pero todos mezclándose más de lo que imaginamos, aún sin proponérselo a veces. Y a nosotros nos gusta la mezcla, lo mestizo, lo impuro, lo mudéjar. De ahí, de la mezcla, vienen muchísimas de nuestras palabras (¿y hay algún patrimonio más importante que el idioma que hablamos?), y también muchas de las cosas que comemos. Y por eso os proponemos un viaje en el que utilizaremos los cinco sentidos, porque oiremos historias, veremos las maravillas que hicieron los maestros de obras moros y sentiremos el olor, el sabor y la textura de la gastronomía de aquellas tres culturas.

¿Queréis saber el menú? Pues aquí lo tenéis:

  • Un aperitivo cristiano – carpaccio de atún de almadraba con vinagreta de encurtidos
  • Un primero árabe – ensalada de babaganouch con vinagreta de dátiles
  • Un segundo judío – cordero asado lentamente con crujiente de almendra en salsa de miel y latkes de patata
  • Un postre mudéjar – pestiños con ajonjolí, sirope de limón y helado de leche merengada
¿Apetitoso? Pues si sois un grupo podemos organizarlo cuando queráis, por un precio de alrededor de 25 € por persona (que puede ser algo menos, en función del tamaño del grupo). Poneos en contacto en el 976207363 o enviando un e-mail a educacion@gozarte.net y lo hablamos.
Y por si os habéis quedado con ganas, ¿qué tal una excursión para descubrir tres de las iglesias mudéjares más espectaculares que os podáis imaginar? ¿Queréis conocer los detalles? Pues pinchad aquí. Os aseguro que no os defraudarán.

Read Full Post »

¿Estáis buscando algún lugar increíble, poco conocido y cerca de Zaragoza para iros de excursión? Pues tenemos una propuesta estupenda para vosotros: irnos al valle del Ribota, un pequeño río que desemboca en el Jalón al lado de Calatayud. Hay allí tres pequeños pueblos que tienen tres iglesias maravillosas. Perdón, MARAVILLOSAS. Yo aún diría más: ¡¡¡MA-RA-VI-LLO-SAS!!! Son tres iglesias mudéjares únicas, que no se parecen a ninguna otra: la Virgen del Castillo en Aniñón, Santa Tecla en Cervera de la Cañada (declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad) y San Félix en Torralba de Ribota.

Los castillos de Armantes

Saliendo de Calatayud en dirección a Soria nos encontramos con el espectacular paisaje de la sierra de Armantes, con formaciones geológicas tan impresionantes como los llamados “castillos de Armantes“, que se ven en la fotografía. Y allí, prácticamente juntos, en medio de un paisaje que ha cambiado muy poco desde el siglo XIV, hay tres pueblos con tres iglesias mudéjares… ¿Cómo lo diría yo? Fuera de lo común. La primera vez que las vi me produjeron una impresión de la que todavía no me he recuperado. Cada una es especial por algo, pero las tres son espectaculares, únicas, increíblemente bien conservadas… se me acaban los adjetivos, de verdad.

La iglesia de Aniñón, entre las viñas

Empezamos por el principio, y nos vamos a Aniñón. El muro de la parroquieta de la Seo y la fachada de la iglesia de Aniñón son, probablemente, los dos mejores exteriores mudéjares de Aragón. ¿Queréis verla? Pues aquí la tenéis, restaurada hace pocos años e impresionante.

Para quitar el hipo

Impresionante por fuera, e impresionante por dentro. El interior es posterior, ya del Renacimiento, y espléndido, con uno de los retablos más finos y elegantes que yo he visto y una capilla barroca dedicada al Santísimo Misterio (ya os contaré en la excursión qué es eso exactamente) como para perder el sentío, que diría una folclórica.

Puro siglo XVI

Un lujazo de retablo

Un delirio barroco en la capilla del Misterio

Viendo el exterior de la iglesia de Cervera de la Cañada es imposible imaginar lo que vamos a encontrarnos dentro

Esto respecto a Aniñón, pero si pasamos a Cervera de la Cañada las sorpresas continúan. De las tres iglesias que vamos a ver hoy, ésta es una de las que la UNESCO destacó cuando declaró el conjunto del mudéjar aragonés Patrimonio de la Humanidad, y desde luego que se lo merece. Es pequeña, con un exterior austero y no muy llamativo, pero en cuanto traspasamos la puerta… entramos en un mundo completamente inesperado y lleno de color. Estamos acostumbrados a que los colores que recubrían los edificios hayan desaparecido (la pintura es lo más frágil, y raramente soporta el paso del tiempo), con lo que los vemos en blanco y negro. Pues preparaos, porque esto es otra historia. Aquí y en la iglesia de Torralba sí que se han conservado, y son maravillosos. Perdón: MARAVILLOSOS.

Viendo este coro sobran las palabras

Es muy raro encontrar algo así, y por eso estas iglesias son tan excepcionales. En la mayoría esta decoración ha desaparecido completamente, o en otras épocas, cuando cambiaron los gustos, se cubrió por otra mucho más sencilla y uniforme. Poder entrar en una iglesia tan pequeña como la de Cervera y encontrarse dentro esta explosión de color cubriendo los muros y las bóvedas es algo que produce una impresión inigualable. Un lujazo, de verdad.

Bóveda

Y nos vamos a la tercera, que no tiene absolutamente nada que envidiar a las dos anteriores: San Félix, en Torralba de Ribota. El exterior recuerda a una fortaleza, pero es que estamos en tierra de frontera, de luchas entre Aragón y Castilla, y viendo esta iglesia eso queda clarísimo.

¿Iglesia? ¿Fortaleza? Las dos cosas a la vez

Por fuera, austera, casi militar. Por dentro, amplia, llena de color, lujosa, bellísima, única. No hay otra iglesia como ésta, de eso no me cabe ninguna duda.

¿Pensabais que era un exagerado? Pues esta vez me tendréis que dar la razón, porque si esto no es espectacular… que baje Dios y lo vea, como dijo el clásico

Es increíble cómo con materiales tan pobres es posible hacer algo tan hermoso

Como ya nos conocéis sabéis que no somos gente tibia, y lo que nos gusta nos gusta con pasión. Pues eso precisamente es lo que sentimos por estas tres maravillosas iglesias: auténtica pasión. Y queremos compartirla con vosotros, porque estamos seguros de que también os van a enamorar. Por eso os proponemos irnos juntos a descubrirlas. ¿Os apetece el plan?

Cuándo – Sábado 14 de junio a las 9’00 (regreso hacia las 19’30)

Dónde – Detrás del Pilar

Precio – 45 € por persona (incluye el autobús, la comida, las entradas y las explicaciones)

Reservas – Llamando al 976207363

Read Full Post »

 

Fuente renacentistaCon el nombre “Daroca bajo la luna”, la Fundación Campo de Daroca y todas las instituciones y empresas que colaboran con ella ha puesto en marcha una serie de visitas nocturnas dinamizadas con personajes, farol, las calles de Daroca y un guía muy especial.

 Ha supuesto una apuesta por poner en valor el patrimonio material e inmaterial de Daroca para visitantes y habitantes. Daroca es la ciudad monumental más cercana a Zaragoza y eso es una ventaja, junto con la cercanía a Valencia y Teruel por medio de la autovía mudéjar. También “el hospitalillo”, lugar donde acabamos la visita gracias al ayuntamiento comiéndonos unas pastas de Pastelerías Manuel Segura.

Para recoger las entradas te recomiendo los alojamientos y restaurantes principales con bastante antelación

Más información en www.fundacioncampodaroca.org

Read Full Post »

Lunas Pasajeras

Tu rincón cultural dónde encontrar todo lo que puedas soñar, con información actual y útil para ti en clave femenina.

Piee Santiago Hernández

Actividades Extraescolares, curiosidades y más del IES Santiago Hernández

Solo Portadas

NOTICIAS del dia

HERALDO.ES - Lo último

Tu alternativa para gozar del arte

Archaeology and Material Culture

The material world, broadly defined

A %d blogueros les gusta esto: